Estampar y Empapelar

Estampar:

  • Seleccionada la superficie a estampar, tela, pared o papel, disponiendo de sellos y tintas textiles de los colores elegidos previamente, la aplicación se realiza en superficie lisa y limpia.
  • La tinta se esparce sobre un vidrio o acrílico, debe quedar una capa fina y homogénea, lo cual se logra pasando varias veces el pequeño rodillo.
  • Se aplica sobre el sello, utilizando el rodillo directamente sobre el sello o colocando este sobre la tinta, cuidando de no ensuciar los bordes.
  • Para cada estampado se repite la acción de entintar.

Al finalizar se lavan bien los sellos y rodillos, guardándolos secos.

En caso de tela, una vez seca la tinta, conviene planchar del revés para ayudar a fijar la estampa.

Empapelar:

Se realizan los mismos pasos que para el estampado. En ferretería se compra un producto para empapelar, el cual se prepara con agua. Siguiendo las instrucciones de encolado, una vez que los papeles están estampados, es cuestión de cubrir la superficie deseada: paredes, muebles, carpetas, libros…

Anuncios